Apoyo internacional a la ciencia argentina

Más de mil investigadores y asociaciones científicas extranjeras enviaron cartas al gobierno nacional manifestando su adhesión a los reclamos de sus colegas argentinos frente al desfinanciamiento que atraviesa el sector. Para acompañar la entrega de las cartas, se realizaron actos simultáneos en distintos puntos del país.

Por Nadia Luna  
__

Agencia TSS – Investigadores, becarios y otros trabajadores del sector entregaron a las autoridades del CONICET más de mil cartas escritas por científicos extranjeros en apoyo a la ciencia argentina y en rechazo a su desfinanciamiento. La iniciativa fue organizada por la Red de Autoridades de Institutos de Ciencia y Tecnología (RAICYT) y entre las firmas se cuentan las de 68 premios Nobel y numerosos presidentes de asociaciones científicas reconocidas a nivel mundial. Para acompañar la entrega, se realizaron actos simultáneos en distintos puntos del país, desde Jujuy hasta Tierra del Fuego.

“En el acto de hoy, entregamos más de mil adhesiones de investigadoras e investigadores extranjeros de más de cincuenta países. En resumen, le están pidiendo al gobierno de la Nación, al presidente del CONICET y al Secretario de Ciencia y Técnica que terminen la destrucción de la ciencia argentina, enfatizando la importancia que tiene para el desarrollo de cualquier país”, le dijo a TSS Valeria Levi, integrante de RAICYT y vicedecana de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.

En la Ciudad de Buenos Aires, la convocatoria se realizó en la explanada del Polo Científico Tecnológico. Frente a la fachada del edificio del ex MINCYT, los organizadores pegaron una hilera de copias de las cartas recibidas mezcladas con las banderas de los países de procedencia y durante el acto se leyeron fragmentos de algunas de ellas.

“El debilitamiento del sistema científico-tecnológico incrementará la dependencia externa del país y comprometerá su capacidad de responder a contingencias inesperadas que surgen continuamente en las sociedades modernas”, señala, por ejemplo, la carta firmada por la Academia Nacional de Ciencias del Uruguay. “Entiendo que Argentina enfrenta actualmente unos serios problemas económicos pero reducir drásticamente la comunidad científica solo agravará la situación al eliminar oportunidades de crecimiento económico que ofrecen industrias como la biotecnología y la ingeniería”, expresó por su parte David Julius, Premio Nobel de Fisiología 2021.

Para acompañar la entrega de las cartas, se realizaron actos simultáneos en distintos puntos del país, desde Jujuy hasta Tierra del Fuego.
Para acompañar la entrega de las cartas, se realizaron actos simultáneos en distintos puntos del país, desde Jujuy hasta Tierra del Fuego.

Aparte de dejar una carpeta con las más de mil cartas en la mesa de entradas del CONICET, la RAICYT envió una copia al Jefe de Gabinete, Nicolás Posse, ya que la Secretaría de Ciencia y Tecnología –a cargo de Alejandro Cosentino– pertenece a esa área del Gobierno nacional. Además, la RAICYT sumó una carátula a dicha carpeta donde explican a las autoridades el motivo de la iniciativa y solicitan acciones que permitan terminar con la crisis que atraviesa el sector.

“Convencidos de que el ajuste tremendo que está sufriendo el sistema científico-tecnológico nacional atenta contra su propia existencia, lo instamos respetuosamente a tomar medidas inmediatas para evitar su destrucción y, en consecuencia, comprometer irreversiblemente el futuro del país y de la prosperidad de nuestro pueblo”, advirtieron en la carátula que acompañó las cartas y que uno de los trabajadores leyó durante el acto.

Además de contar con la presencia de otros colectivos del sector científico, como ATE CONICET y Elijo Crecer, el acto realizado en la Ciudad de Buenos Aires tuvo otros condimentos especiales, ya que también participaron actrices y cantantes que se acercaron a apoyar el reclamo con su arte. Por un lado, un grupo de actrices recitaron varios pasajes de la obra “Galileo Galilei” de Bertolt Brecht. También estuvo presente la directora de cine Lucrecia Martel y la cantante trans no binaria Ferni de Gyldenfeldt deleitó al público con una copla y una zamba cantada junto a una investigadora e integrante de ATE CONICET.

“Por ahora, no hemos tenido ninguna respuesta a nuestros reclamos. Ya nos hemos juntado con funcionarios del Gobierno, también con el presidente del CONICET, y de todas las cosas que venimos reclamando, como la pérdida de becas, la paralización total de la financiación del sistema científico tecnológico, los despidos masivos que han habido estas últimas semanas, no hemos tenido ninguna respuesta positiva de parte de las autoridades”, contó Levi.

El acto finalizó con una foto colectiva de todos los presentes, mientras varios de ellos sostenían letras de papel que formaban los hashtag que se usaron para este evento: #AbrazoMundial y #CienciaArgentina. Antes de desconcentrar, entonaron varias veces “La Patria no se vende”, una de las estrofas más cantadas en las movilizaciones de los últimos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *